CAMBOYA 2016

Cuando el corazón te habla es por alguna razón. Y a mí llevaba tiempo diciéndome que tenía que ir a Camboya. Y cómo acertó. Las emociones en este país las tuve a flor de piel ¿y es que cómo no emocionarse sabiendo su historia? sabiendo cómo es tratado por parte de otros países ¿o con los niños con las sonrisas más bonitas del planeta?

Tres semanas en Camboya no permite ni por asomo descubrir este país. Tiene mucho más que ofrecer que los templos de Angkor.

Los paisajes (en general) no me impresionaron tanto como Indonesia, o como los que iba a ver en Filipinas. Y me pareció algo más carete que el resto de países del sudeste asiático dónde he estado. Pero personalmente aprendí mucho y se me hinchó el corazón.

¡Este fue mi paso por el país jemer!

Una respuesta a “CAMBOYA 2016”

Deja un comentario