ECUADOR

OTAVALO

¡¡Qué bienvenida!! Nada más pasar la frontera desde Colombia ya se vive la diferencia cultural. Me encanta.


Aquí mantienen la vestimenta, peinados, cultura, idioma… cuando hablan quechua no me entero de nada, pero me quedo con la boca abierta. Y es que Ecuador de momento me está alucinando. ¡¡Y solo llevo dos días!!

Caras amables me transmiten dulzura y cariño. No sé explicarlo, pero me siento tranquila. Tal vez sea porque todas las abuelitas me recuerdan a mi yaya, o los hombres a mi tío si se dejara dos trenzas, o porque abrazaría a todos los niños con sus mofletes colorados 😍

Comenzamos Ecuadorrrrrrrr!

Otavalo
Mural en Otavalo

¿Y qué mejor que empezar por Otavalo?

Desde aquí visité la Laguna de Quicocha y la cascada de Peguche. Por mi cuenta claro está. Los buses en Ecuador son muuuuy baratos.

Laguna de Cuicocha
Laguna de Cuicocha

QUITO

Mi paso fue corto. No me llamaba la atención visitarlo, pero está en mi ruta hacia el sur del país. Y no podía perderme estar en los dos hemisferios al mismo tiempo, en la mitad del Mundo.

Bueno, sí que me lo podía perder, pero ya que estaba pues fui. ¡Y fue muy curioso!

Poco más que el casco antiguo vi de esta ciudad. Muy bonito y grande. Pero el humo de lo coches, el ajetreo y el asfalto me empujaron a seguir mi camino.

Mitad del Mundo

Next stop…

LAGUNA DE QUILOTOA.

Espectacular.

Nunca había visto el agua de este color. Y en el cráter de un volcán a casi 4.000 metros de altura.⛰

Laguna Quilotoa

Es muy fácil llegar hasta aquí porque el bus te deja casi al lado. Ahora… bajar y subir hasta la laguna ya es otra historia. Aunque se puede subir en caballo (a lo que me opongo totalmente ❌).

Yo no bajé porque aún estaba algo pachucha (me dijeron que podría ser mal de altura, nunca lo sabré 🤷‍♀️). Pero imagina poder ver este agua de cerca.

Así que, un chocolatito caliente y a esperar el autobús de vuelta a Latacunga. Que Baños me esperaba al día siguiente.

BAÑOS

4 días estuve en las puertas de la selva. Un pueblito verde y tranquilo.
Hacer puenting fue increíble, pero ver y sentir la fuerza del Pailón del Diablo fue indescriptible. Fue emocionante estar tan cerca. Incluso intimidante. De lo más impactante que he visto en mi vida.

Pailón del Diablo

El camino en bicicleta hasta allí, unos 20 kilómetros, es hermoso. No se me hizo largo. Normal, es casi todo cuesta abajo.

En la foto no se ve porque no hice ninguna foto buena. De todos modos no se apreciaría su belleza y energía. Googlea.

CHIMBORAZO

El volcán y montaña más alta de Ecuador. Su cima, el punto más alejado del centro de la Tierra.

Yo llegué a los 5.000 metros. Sin mérito dado que me subieron en camioneta hasta unos metros antes. Pero menudos metros. A esa altura andar cuesta arriba es durísimo. Desde entonces le tengo aún más respeto a los escaladores.

De igual manera, los chicos que me subieron en camioneta (sin pedírselo) me bajaron a la entrada. Me ahorraron unos 20 euros, o una caminata de 3 horas por un paisaje árido.


Me divertí y confirmé, una vez más, que hay más gente buena que mala en este mundo.

CUENCA

Mi última parada antes de cambiar de país.
Con igual nombre que la ciudad de España. Como el lugar de la expresión «hacia donde poner mirando a alguien» (que por cierto te invito a que busques su origen porque es muy curioso). Y con, incluso, casas colgadas también. Y no por casualidad.

Parque de las Lajas

Su centro histórico es bonito. Casas antiguas bajitas que invitan a pasear. El mirador… bueno, ni fú ni fá. Lo mejor para mí: el mercado.

Mercado de Cuenca

Me encantan los mercados 💙. Dicen tanto de un lugar y sus costumbres.
Legumbres ya preparadas para comer (ojo, aquí «legumbres» es verdura, y a las legumbres se les llama «granos»), frutas, verduras, carne… y cuyes 🐹🐹🐹🐹. Sí, conejillos de indias cocinados.


Para comer barato y probar la comida local, yo no lo dudo, 👉🏼 al «Mercao».

¡¡Allá voy Perú!! 🤗


SECCIÓN ESPECIAL:

ECUADOR PARA MIS AMIGOS P.P Y J.V

Entro a Ecuador desde Colombia.

Frontera de Ecuador con Colombia

Me encanta la diferencia cultural.

Solo por ver el Pailón del Diablo merece la pena.

Cruzo Ecuador.

Me despido de Ecuador para pasar a Perú.

🙂

Deja un comentario