PAÍS VASCO

EUSKADI. AMOR A PRIMERA VISTA

¿Conoces el síndrome de Stendalh? Según Wikipedia es: una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión, temblor, palpitaciones, depresiones e incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a obras de arte, especialmente cuando estas son particularmente bellas o están expuestas en gran número en un mismo lugar.

Tal vez eso sea un poco exagerado para mi caso, pero lo que sí que es cierto es que en algún momento viajando por el País Vasco me entraron ganas de llorar por tanta belleza. Me enamoré. Por un lugar, sí. El amor no se ciñe sólo al de pareja, no solemos utilizar esa palabra para describir lo que sentimos hacia la familia, los amigos, un animal, un atardecer, ó a un lugar como me sucedió a mí (sin olvidar mi querida cerveza por supuesto). Eso también es amor.

Fui por primera vez  al País Vasco con mi amiga I.S. Del puntazo cogimos el coche y nos plantamos en Euskadi.

Años más tarde volví con la furgo en un viaje en solitario para comprobar si ese amor de otoño seguía vivo.

         Y tanto que lo seguía.

Así que de nuevo volvería más tarde para hacer dos etapas del Camino de Santiago del País Vasco Interior. Sí, sólo dos. El temporal vasco me tiró de una patada… pero volveré jojojojo.

Y tras despedirme mentalmente creyendo que no lo vería por mucho tiempo, un mes más tarde por sorpresa pude volver a latir con estos paisajes gracias a Pau P.

         A continuación te muestro los lugares que visité de mi lugar favorito (por el momento) de España. Aunque compite con la Sierra de Cazorla. Sería como elegir entre Padro y Madro (como llamo a mis padres). Imposible.

Acompáñame y te muestro la belleza de este lugar.

         CIUDADES

        Cada una con su personalidad, todas diferentes entre sí y bonitas a su manera.

VITORIA – GASTEIZ

En Vitoria hay multitud de cosas que visitar. Me encantó andar por su casco antiguo y encontrarme con murales realmente preciosos.

La famosa Plaza de la Virgen Blanca es obligatorio verla.

Lo que más me sorprendió fue lo verde que era, y su aspecto adoquinado.

¿Y qué decir de sus murales?

Y por supuesto los pintxos.

SAN SEBASTIAN – DONOSTIA- GUIPÚZCOA

La primera vista que tuve de San Sebastián fue desde Monte Igueldo. Desde aquí se ve la ciudad y toda la playa de la Concha. Muy muy chula.

Esa vez paseé por la Playa de la Concha, donde en pleno Octubre a 8°C había algún valiente pegándose un baño. Sería vasco por supuesto 😊

Playa de la Concha

Pasé por la Plaza de la Constitución (unas cuantas veces) y por la Catedral del Buen Pastor.

En otra ocasión pude subir al Monte Urgull hasta el Castillo y ver la ciudad desde allí es una pasada. Me gustaron más que desde el Monte Igueldo, y el paseo es muy bonito (con pendiente pero precioso). No te lo puedes perder.

Te recomiendo perderte por la parte vieja, y tomarte una (o más) copas de Txacolí en una de las tantas tascas que hay. Pasear por sus calles sin saber por dónde ir es genial.

BILBAO

Pasear por la parte Vieja (como en todo Euskadi), pasar por la Plaza Nueva o el Teatro Arriaga es visita obligada. No nos dio tiempo a más. Pero es que caminar por el casco antiguo ya me encantó. Sus calles te invitan a seguir andando y perderte entre ellas.

Otras cosas las tuve que ver desde el coche, como el El Museo Guggenheim. Pero espero conocer más a fondo esta ciudad en otra ocasión.

Me encanta Euskadi no sólo porque es bello, si no por todo lo que le envuelve. El idioma, la fuerza que transmite, y la lucha social y reivindicativa en cada uno de sus rincones.

COSTA

ZARAUTZ

Un pueblo costero muy conocido por los surferos. Lleno de ellos. Tiene una de las playas más largas del País Vasco.

En este pueblo se encuentra el restaurante de Karlos Arguiñano. El edificio es muy lindo. Y los precios no son desorbitados cómo creía que iban a ser. Son razonables. Aunque no comí aquí, me dediqué sólo a hacerme la foto de rigor y mandársela a Madro para que me viera en uno de los que serían sus templos.

Dado que necesitaba wifi para un curso que estaba haciendo fui con la furgo a un camping. Acabé en Gran Camping Zarautz. Muy bueno, ¡recomendadísimo! Por 10 euros tuve una parcela con unas vistas increíbles. Baños limpios, wifi, bar, tienda, etc.

A pocos metros se encuentra el Cargadero de Hierro de Malla Harria.

Y por la puerta del camping pasa una de las rutas que van al pueblo, circular, por lo que se puede volver al camping por un camino preparado para ello. El camping está alto, así que al volver del pueblo es subida. Conté los escalones, pero al llegar a 300 paré. Ser adelantada por personas cargadas con tablas de surf me confirmaron que tenía que ponerme en forma.

Por aquí pasa el camino de Santiago, por lo que no es difícil encontrarse a peregrinos.

En el pueblo puedes caminar por el paseo marítimo, visitar el casco antiguo y ver uno de los primeros campos de golf de Euskadi.

ZUMAYA

Este pueblito costero se ha hecho famoso gracias a dos películas.

En él está la playa dónde se rodó la escena de uno de los desembarcos de Khaleesi en «Juego de Tronos». Como nos dijo un lugareño «Donde desembarcó la Reina de los putos dragones».

Y también aparece la ermita de la película de «Ocho apellidos vascos» o como dijo el mismo lugareño «La puta película esa». Sí, no parecía muy contento de que el pueblo se llenase de turistas.

Aquí también se pueden ver las formaciones Flysch. Las que vi yo estaban en vertical, no en horizontal como había visto en fotos, pero bueno, son curiosas de ver.

Camino Vasco Interior (primera etapa)

MUNDAKA

Este encantador pueblito tiene un bonito muelle dónde puedes ver los barquitos pasar y la gente bañarse mientras te tomas un vino con un pintxo en una terraza.

Mundaka

Para llegar aquí desde Zarautz hazlo por la carretera N-634. El camino es más largo, pero preciosísimo y casi en solitario. Hubiera parado en cada rincón.

Este pueblo tiene edificios que conservan muy bien la tachada típica casca de la costa.

Desde Camping & Bungalows Portuondo tienes estas vistas de la bahía. Impresionantes.

Si bien el camping no es barato, pero era tarde y me quedé esa noche ahí. Cómo te he dicho antes necesitaba wifi. Me costó 19 euros, estaba muy bien, pero claro, después de el camping de Zarautz por 10 euros éste me pareció caro. Lo bueno, que está a 10 minutos andando del pueblo.

Vistas desde el camping

GAZTELUGATXE

Famosa su ermita tras salir en la serie de Juegos de Tronos (o Juego de los putos Tronos como hubiese dicho el hombre de Zumaya). Su entrada es gratuita. Intenta pillar las entradas antes por la página web y así ahorrarte la cola de compra de entradas.

El camino no es muy largo, pero tiene una gran pendiente.

Al llegar a la ermita existe la tradición de tocar tres veces la campana para la buena suerte.

Gaztelugatxe

¡Ánimo al subir!

INTERIOR

GUERNICA

Conocida por todos. El pueblo cuya historia inspiró a Picasso. En él hay varias visitas referentes a la tragedia del bombardeo.

Guernica

ELGÓIBAR

A la orilla del río Deva. En su casco antiguo en plaza principal, muy viva y con mucho ambiente, te puedes tomar tranquilamente una cervecita.

En este lugar dormí en un furgolugar (nada de campings), con unas vistas tremendas de las montañas y el valle. Lo encontré por la aplicación Park4night. Se trata de la Ermita de San Pedro. Se encuentra en lo alto de una colina. Hay bancos y mesas. Y un edifico con grifos y baños (pero estaban cerrados). En el mismo lugar ahí un bar y una pista de pelota vasca.

Un sitio muy tranquilo para pasar la noche.

Camino Vasco Interior (primera etapa)

IDIAZÁBAL

Mi reacción al oír este nombre siempre es la misma “Mmmmmm”.

Si eres un amante del queso como yo no hace falta que te presente este lugar.

Meca del queso que lleva su nombre. El pueblo es muy lindo, pero mi objetivo aquí era claro. Ir a comprar queso a uno de los caseríos al que había ido años atrás con I.S.

Fui a la quesería «Quesos Aranburu». Curiosamente regentado por un hombre con acento. Llevaba mil años haciendo queso allí. Él hacía todo el proceso. Trabajando hasta los fines de semana.

Me dio a probar los cuatro tipos que tenía, viejo y joven, ahumado y sin ahumar. Estoy salivando. Voy a la nevera a coger un trozo.

OÑATE

Este pueblito es precioso.

En él puedes visitar la primera Universidad de Euskadi y el río Oñate, a una media hora andando. Esto es lo que vi yo, pero hay mucho más. En la oficina de Turismo nos dieron un mapita y cada dos pasos había algo que visitar.

Por falta de tiempo preferimos visitar Aránzazu que está tan sólo a 10 minutos de Oñate. No te digo nada. Mira la foto.

Aránzazu

Me falta mucho por conocer de Euskadi. Me falta mucho por vivir con él. Necesito hacerlo sin prisas. Respirarlo hondo. Por eso sé que volveré a verle. Porque hay amores que nunca mueren. Tal vez este amor no me invite a una cerveza, no me regale libros y no me lleve al cine, pero me llena el corazón al verle ¿qué más se puede pedir?

Asko musu eta agur 😉

Aránzazu

2 respuestas a “PAÍS VASCO”

  1. Un paseo precioso por Euskadi, la verdad es que me han dado ganas de conocer más esa tierra, y sus quesos!

    1. Yo nunca me canso de ir, y siempre me quedo con la boca abierta.
      A mí me gustaría recorrerla tranquilamente con la furgo 🙂
      ¡Nos vemos prontito!

Deja un comentario